La práctica de BodyTalk conocida como equilibrio en la corteza cerebral es muy importante, porque produce efectos positivos en el sistema Cuerpo-Mente-Espíritu, gracias a su poder para reconstruir la actividad del sistema nervioso, tanto en el plano de las molestias físicas como de las mentales. Esto es posible, porque el equilibrio de los hemisferios cerebrales logra que haya una comunicación total en sus componentes. Esta práctica permite que del almacén del cerebro se liberen patrones de pensamiento persistentes, que actúan como filtros de la consciencia – y por este movimiento, se puede afirmar que esta técnica es fundamental para la curación física y mental. Por una parte se consigue equilibrar lo primordial del complejo amigdalítico (arriba descrito) y por otra se construye un puente entre el hemisferio derecho e izquierdo – también conocido como el hemisferio femenino y el masculino, creativo y mecánico respectivamente.

hjernebarksmassage

Hay quien piensa, que esto da pie a la guerra de los sexos. Una lucha de energía negativa por el poder. Un malentendido, permitan que lo diga así, ya que precisamente de las diferencias entre los sexos lo que se obtiene no es sino una dinámica positiva… Pero esto es harina de otro costal – y por supuesto, solo mi opinión personal. Todo lo que atañe a la guerra de sexos que se libra en el interior del cerebro obedece a dos sistemas de valores, dos modos distintos de resolver y manejar los problemas: el hemisferio izquierdo, con la lógica, contra el hemisferio derecho, con su pensamiento intuitivo. Hay acciones, por ejemplo conducir un coche, que se resuelven en el hemisferio izquierdo. Vamos en el coche, de un punto dado X a otro Y, sin decirnos mentalmente, ahora acelero, ahora freno o piso el embrague, cambio de marcha, giro el volante…De hecho podríamos tener la mente en otra parte y aun así conduciríamos perfectamente.

También en este hemisferio se encuentra el conocimiento aprendido, la lógica, el intelecto, las secuencias etc…mientras que en el hemisferio derecho se da cita la intuición, la creatividad y los sentimientos. Se puede aprovechar la ventaja del equilibrio de los hemisferios cerebrales prestando atención al hemisferio predominante – uno de los dos – en una situación determinada.

En el caso de una persona impetuosa como yo, esta práctica ha cambiado mi estilo de resolver los problemas a base de arrebatos. En mí lo normal era, primero sentir la emoción, luego ya vendrían las consecuencias. Pero ahora he logrado moderar la parte derecha aunque un poquito, y “activar” el otro lado, la parte izquierda, más lógica y consecuente, cuando trabajo con un caso en concreto. Los resultados son maravillosos.

Para alguien que goza de buena salud, hay una comunicación fluida y un equilibrio correcto entre estos dos sistemas extremadamente importantes, por lo que ambas maneras de razonar conseguirán un resultado óptimo.

Sin embargo una parte considerable de la comunicación entre el interior del cerebro y el resto del cuerpo se fragua en niveles energéticos muy altos, donde estallan tormentas de electrones, protones y frecuencias electromagnéticas, que a su vez son importantes para que el cuerpo sane solo, por medio de sus fuerzas. Así está diseñado en realidad el cuerpo humano, como un organismo capaz de curarse a sí mismo, tanto en las enfermedades físicas como en las mentales, pero el estilo de vida que llevamos colapsa esta capacidad.

El corazón genera un campo electromagnético mayor que el cerebro, y da la impresión de que el corazón es “más listo” que el cerebro, y parece que el corazón en mayor grado que el cerebro, tuviera acceso al subconsciente poco accesible, que esconde las causas de muchas enfermedades. Hay que insistir por eso mismo, en que es esencial trabajar tanto el corazón como el cerebro.

Como se ha mencionado en anteriores artículos, yo enseño a todos mis clientes de BodyTalk a realizar un equilibrio de la corteza cerebral, y así como los hay que consiguen efectos poderosos y duraderos, otros desarrollan los efectos con el tiempo. La mayoría de los sentimientos se esclarecen en la cabeza después de haber realizado el equilibrio de la corteza cerebral, se asientan mejor y dejan espacio en la cabeza. Hay personas para las que esta práctica resulta efectiva como un zumo de naranja por las mañanas, hay otras que sacan más provecho de la práctica por la tarde, finalmente otras personas extraen los beneficios en la tranquilidad y sosiego del sueño nocturno. He tenido clientes que han modificado el comportamiento inadecuado en situaciones específicas, y ahora gozan de paz en la familia, la amistad o el trabajo. Muchos experimentan que el dolor desaparece de sus vidas y reducen los ansiolíticos y tranquilizantes. El equilibrio de la corteza cerebral es también eficaz cuando hay daños graves recientes, como por ejemplo quemaduras, dislocaciones, asma o daños similares, puesto que se logra que el impacto del accidente disminuya, y al final, empieza la curación.